En vacaciones, cuidado con el uso inadecuado de repelentes en madres lactantes y niños - Noticias y comunicados de empresas en Bogotá y ColombiaNoticias y comunicados de empresas en Bogotá y Colombia En vacaciones, cuidado con el uso inadecuado de repelentes en madres lactantes y niños - Noticias y comunicados de empresas en Bogotá y Colombia

En vacaciones, cuidado con el uso inadecuado de repelentes en madres lactantes y niños

Bogotá, noviembre de 2016.  De acuerdo con la doctora Sandra Milena Cortés, médico cirujano de la Universidad Nacional, “En esta temporada vacacional, para evitar infecciones relacionadas con la picadura de zancudos, la primera medida es el uso de repelentes adecuados contra  el mosquito aedesaegypti. Existen diferentes componentes que pueden ser más seguros entre las madres lactantes y los niños”

Según la Organización Mundial de la Salud- OMS, uno de los factores principales en la prevención y el control de estas enfermedades, se basan en la aplicación de repelentes con componente IR3535, DEET o Icaridina.[1]

La doctora Cortés explicó que “existen repelentes con ciertas restricciones en niños menores de 2 años, dada su toxicidad. Por tanto antes de comprar el repelente se debe revisar cuales son los componentes que tiene cada uno para evaluar cuál es el más conveniente según las necesidades de cada familia”

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, OMS, estas son las restricciones y ventajas de cada uno de los componentes aprobados para la prevención de enfermedades asociadas con este zancudo como Zika, Chikunguña y dengue, entre otras.

IR 3535

La OMS lo considera la molécula de repelente más segura con amplio espectro, pues además de proteger contra la picadura del mosquito aedes aegypti, causante de la enfermedad del Zika y Chikunguya, protege contra garrapatas y moscas; Pueden ser usado en niños, adultos mayores y en general por toda la familia; Tiene estudios de biodegradabilidad que aprueban su uso en algunos parques y reservas naturales

Es suave al contacto con la piel, no tiene olor y no deja sensación pegajosa, sin embargo debe aplicarse con cuidado en áreas como el rostro.

Se identifica en la lista de ingredientes de los productos repelentes (parte trasera del producto ) con la palabra  aminopropinato ó Ethyl Butyl acetyl aminopropianato

Puede ser aplicados varias veces durante el día sin que esto represente peligro alguno en niños, adultos y personas mayores, siempre respetando el número de aplicaciones recomendadas en el empaque

DEET

Se caracteriza por su rápida y eficiente absorción, sin embargo debe usarse de manera controlada pues puede afectar la piel y otros órganos.

Según la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EU) y la  Academia Americana de Pediatría- APP,  este componente no se recomienda en niños menores de 2 meses.

La AAP recomienda evitar el uso de protectores solares que contengan el repelente para insectos DEET en los bebés, particularmente en sus manos.  Según Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos  – EPA, “después de aplicaciones repetidas causa hormigueo, irritación leve y algunas veces descamación, causando dermatitis por contacto y exacerbación de enfermedades cutáneas preexistentes”

Para infantes entre 7 meses y 12 años se puede considerar una aplicación al día, en una concentración igual o menor a un 10%, del componente DEET, sin ser aplicado más de tres veces al día.  Para adultos o mayores de 12 años de edad, se aconseja la aplicación de repelente que contenga menos de un 30% de DEET.

Icaridina o Picaridin

Este componente es casi incoloro e inodoro, pues no emite olores fuertes a la hora de ser aplicado y se evapora rápidamente cuando se seca.

Efectivo repelente de mosquitos y   moscas; sin embargo es tóxico para los peces. Requiere de su reaplicación luego de 8 horas y se recomienda extremo cuidado en zonas como los ojos y las manos, evitando la intoxicación por esta sustancia.

Se ha comprobado que este componente no es recomendado en altas dosis, pues su uso exagerado puede afectar órganos como los riñones o incluso disminuir el peso de las personas.

La importancia de proteger a las madres gestantes

Las madres gestantes se han convertido en una población que requiere alta atención, de acuerdo con la doctora Cortés, “se deben enfocar las medidas preventivas en el adecuado uso del repelente, teniendo en cuenta que no todos se pueden usar en mujeres gestantes. Es muy importante revisar al respaldo de la etiqueta de los repelentes, asegurándonos de aplicar componentes sin contraindicaciones para  gestantes, evitando reacciones a nivel del feto”

 

[1] Organización Mundial de la Salud. Nota descriptiva N°327. Octubre de 2014: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs327/es/

Anterior

La OMS recomienda una nueva herramienta para controlar el brote de zika

La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalló en un artículo en su página en Internet los beneficios de una ... Read more

Nuevo...

Estudio revela que los colombianos no saben combatir los mosquitos

Cerca del 93% de los hogares colombianos han experimentado problemas con este tipo de insectos durante el último año y ... Read more