Factores determinantes para lograr el éxito empresarial - Noticias y comunicados de empresas en Bogotá y ColombiaNoticias y comunicados de empresas en Bogotá y Colombia Factores determinantes para lograr el éxito empresarial - Noticias y comunicados de empresas en Bogotá y Colombia

Factores determinantes para lograr el éxito empresarial

  • La capacidad que tienen las personas de obtener los resultados esperados, no tiene nada que ver con la cantidad de acciones que realizan o su área de especialidad.

Bogotá, Colombia.- Febrero 2017.- Muchas personas se preguntan por qué fracasan o por qué no logran sus objetivos. La mayoría de las veces esto sucede por falta de conocimiento de leyes básicas que rigen el éxito y la prosperidad. En el caso de las empresas pasa exactamente lo mismo, muchas contratan a las personas por lo que han hecho y por lo que son (por sus títulos), más no por lo que han logrado a nivel de resultados. El entender y diferenciar el ser, el hacer y el tener de una persona son la clave para el éxito personal y empresarial. Expresó el Director de Performia, Jairo Pinilla

Existe una diferencia significativa entre el ser, el hacer y el tener

El ser es una cualidad que una persona alcanza, se le asigna o se le impone, por ejemplo ser ingeniero, ser profesor, ser padre, ser esposo, etc. Pero no siempre el que es, necesariamente sabe: Es ingeniero civol pero no sabe construir nada. Muchos empresarios contratan y pagan con base en un título. Esto un error muy grande, ya que las estadísticas de una persona (sus resultados) son lo único que debe determinar su contratación, su despido, su degradación o ascenso.

Las empresas a nivel mundial sobreviven en el tiempo no por lo que han estudiado sus empleados, sino por lo que han logrado a corto, mediano y largo plazo. Muchas veces las organizaciones pierden la oportunidad de tener una persona altamente productiva (que podría incluso llegar a duplicar la empresa) por no ser profesional o por no tener la preparación formal que se cree que exige el cargo. Por el contrario muchas prefieren contratar un profesional altamente calificado que muchas veces no produce nada y que si le cuesta mucho dinero a la empresa.

“Con esto no estoy diciendo que el título de las personas no es importante, evidentemente existen actividades que requieren un profesional con las credenciales para desempeñar ciertas funciones. Un cirujano, un piloto de avión o un ingeniero son más productivos si han estudiado su profesión y lograron una certificación. Pero lamentablemente muchas veces las universidades no gradúan personas capaces de aplicar conocimientos en la vida real, sino personas con buena memoria, por lo que la experiencia laboral tiene mucho valor. Existen muchos casos de acuerdo a nuestra experiencia, donde  el área de especialidad de las personas no siempre corresponde con las actividades que desempeñan, siendo sin embargo son piezas fundamentales en la organización donde laboran, y si llegaran a irse por una semana la empresa entraría en caos, porque son muy productivas” Explicó Pinilla.

Existen aquellos que son especialistas en un área y aparte logran los objetivos esperados, pero no son la generalidad. La mejor forma de medir la productividad es siempre ver los resultados obtenidos.

Con relación al hacer de las personas, a usted no le ha pasado que ha ido a una entrevista de trabajo y las preguntas se basan en ¿qué hacía usted en su trabajo anterior? Pero muy poco le preguntan ¿qué ha logrado es sus empleado anteriores? Muchas personas pasan la vida haciendo muchas actividades, pero lo que logran es muy poco o nada. Por otro lado existen otros que hacen menos gestión, pero sus resultados son sorprendentes, básicamente porque tienen el conocimiento para invertir el menor tiempo posible para lograr sus objetivos.

Imagínese un ingeniero que es joven y no tiene mucha experiencia, pero le entregan el proyecto de levantar un edifico en seis meses, al final entrega la obra en 5 meses y todo el trabajo es de calidad, gastó lo mínimo en materiales, manejó la mano de obra con base en los resultados de cada uno de los trabajadores, supervisó cada proceso y en sus informes tiene el control de costos, tiempo y gestión. Por otro lado se le entregó a otro ingeniero con muchos años de experiencia un edificio para que gestionara lo mismo, y 8 meses después no había terminado. Se equivocó en un cálculo y tuvo que volver a hacer un trabajo ya hecho, no sabe cuánto ha gastado, paga a los trabajadores por horas y no por objetivos, terminó la obra en un año agregando costos innecesarios. La pregunta es ¿Quién hizo más y quien logró más?

No siempre el que hace más es el que más logra, el vendedor que gasta más dinero en transporte haciendo citas no es siempre el que más vende. Este principio aplica para todos los ámbitos de la vida. Por ejemplo quien cocina más sabroso no siempre es el que se demora más, es generalmente todo lo contrario, quien maneja el conocimiento y la práctica es más eficaz y eficiente.

La capacidad de tener de una persona viene con la habilidad de poder crear. La base del logro de los proyectos se da con esta capacidad. El enfoque no está en las acciones, sino en resultados claros. Por ejemplo si se le pregunta a dos obreros que hacen: uno dice poner ladrillos y el otro dice construir un edificio. Cuando una persona se enfoca en resultados sus acciones engloban hacer todo lo necesario para lograrlo, aunque no entre en sus funciones. Pero por el contrario el que está sólo enfocado en lo que hace, no observa todo lo que debe suceder para lograr los objetivos, y no interviene en los procesos adicionales porque no le interesa. Concluyó el Director de Performia Colombia.

Anterior

La nueva era digital revolucionó la vida empresarial

Hoy en día las personas prefieren consultar y comprar los productos o servicios que quieren o necesitan por Internet. Por ... Read more

Nuevo...

Así va el proceso de instalación de la facturación electrónica en Colombia

Alberto Redondo, Director de Marketing de SERES para Iberia y Latam, profundizó en detalles cómo va la activación de la facturación ... Read more