La medicina personalizada, una nueva era en la lucha contra el cáncer

  • La medicina personalizada es el tratamiento individual de los pacientes, con tratamientos basados en la constitución genética exclusiva de cada uno, para lograr un mayor perfil de eficacia y seguridad.
  • Con pruebas de diagnóstico molecular de ADN, el ARN y proteínas que identifican biomarcadores, se puede identificar una enfermedad, determinar su evolución, se permite evaluar respuestas al tratamiento, y se establece la predisposición individual a una enfermedad. 
  • Una de estas terapias de precisión es la tecnología BiTE, que consiste en utilizar Células T para identificar células cancerígenas y así permitir que el sistema inmune las ataque.

Marzo de 2015. La historia de la medicina siempre se ha caracterizado porque sus grandes avances siempre han estado ligados a la evolución de la ciencia. Por ello es de especial interés, en el caso del cáncer, el impacto que tiene la medicina personalizada, la cual es un resultado directo del desarrollo en las últimas décadas de la biotecnología la cual es producto de la interacción entre la biología y tecnología de última generación. En el día mundial de la lucha contra el cáncer encontramos en la biotecnología muchas respuestas que hacen parte de una nueva era.

LEE TAMBIÉN  La Muestra de Cine Español llega a su 4ª edición

Históricamente, los biomarcadores eran indicadores fisiológicos, como la presión arterial o la frecuencia cardíaca. Hoy también pueden detectarse enfermedades por medio de biomarcadores moleculares, como el antígeno prostático específico, una proteína que, cuando se encuentra elevada, puede indicar la existencia de un cáncer de próstata. La detección de estos biomarcadores también permite a los pacientes saber si su tratamiento va a ser efectivo y personalizar la elección del procedimiento más adecuado en términos de eficacia y seguridad.

Una vez se cuenta con esta información, se puede proceder con terapias de precisión, como lo es la novedosa tecnología BiTE[1] (bispecific T cell engagers), donde a diferencia de las quimioterapias, que afectan tanto a células cancerígenas, como a células no cancerígenas, se utilizan anticuerpos que tienen la capacidad de unirse a las células tumorales para que el sistema inmune de cada persona las identifique y las ataque directamente.

Redes sociales
SITEMAP