Metro de Medellín requiere más puntos de recarga de Cívica‏

Medellín, mar. 16 de 2015 – Agencia de Noticias UN-
Gracias a investigación realizada por un grupo de expertos en vías y transporte de la Sede, desde ahora los usuarios del metro podrán recargar la tarjeta cívica en 288 corresponsales no bancarios de la ciudad.

Por petición del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, investigadores de la Facultad de Minas se dieron a la tarea de analizar el comportamiento de todas las estaciones de las líneas A y B del Metro de Medellín para sugerir recomendaciones frente a espacios críticos del sistema: taquillas, torniquetes y plataformas.

Estos son tres sitios cruciales en las estaciones debido a que en ellos se desarrollan las mayores congestiones de los pasajeros que utilizan el sistema.

El profesor John Jairo Posada, adscrito al Departamento de Ingeniería Civil, y líder del estudio, destaca que este se realizó entre las 6:00 a.m. y 9:00 a.m., y de 4:30 p.m. a 7:30 p.m., períodos de tiempo en los que el flujo de usuarios es más alto, ello está relacionado con los horarios de entrada y salida de personas a sus lugares de trabajo o estudio, y en los que hay intervalos de tiempo con baja demanda.

Dentro de lo encontrado, se determinó que en ambas líneas las estaciones con mayor flujo, y por ende congestión, son las de San Antonio (en pleno centro de Medellín), Niquía (última estación al norte), Estrella (última estación al sur), Parque Berrio, Sabaneta y Floresta (última estación de la línea B).

LEE TAMBIÉN  Riva encabeza el Beat Gum Fest

Asimismo, se determinó que en la plataforma A (que va de Niquía, al norte, hasta La Estrella, al sur), la jornada más crítica para la movilización es la de la tarde. “Un promedio de 600 personas no pudieron abordar el tren en la tarde y 350 no lo hicieron en la mañana.”

En cuanto a la situación de las taquillas, uno de los temas más preocupantes, según destaca el profesor Posada es que cada persona se toma alrededor de un minuto en la fila antes de comprar su tiquete o hacer la recarga, aunque se reportaron tiempos de hasta 20 minutos en las estaciones de la línea A.

Por eso, con el fin de optimizar el proceso de adquisición de tiquetes y recargas, los investigadores sugieren la habilitación de otros sitios fuera de las estaciones, como farmacias o supermercados, tal como ocurre en países como Argentina, donde este servicio se presta incluso en pequeñas tiendas.

En la línea B (que cubre desde San Antonio, centro de la capital, a San Javier, al occidente) el estudio reveló que durante la mañana, en promedio unas cinco personas se quedan en plataforma sin poder abordar, mientras que en la tarde este número baja a tres personas; sin embargo, en altas horas de congestión llegan a ser 152 y 32 usuarios, respectivamente.

LEE TAMBIÉN  Comité de la ONU revisará la situación de los derechos de la infancia en Colombia

Pero es en la estación San Antonio (conexión de las líneas A y B), donde se presenta una de las situaciones más dramáticas. Allí se alcanzó a contabilizar hasta 900 personas (con las cuales podría llenarse otro tren) que no abordaron y se quedaron en la plataforma esperando el siguiente vagón.

Respecto al crecimiento de usuarios de este sistema, el profesor John Jairo Posada advierte que es necesario tener en cuenta los pasajeros adicionales que las rutas integradas y alimentadoras le suman a este medio de transporte, por lo cual es vital mejorar la eficiencia del servicio, agilizando los tiempos de respuesta de la operación del Metro en los puntos dónde se genera mayor congestión y haciendo más continuo el flujo de los trenes.

Unimedios Prensa / Sede Medellín
Universidad Nacional de Colombia
Sede Medellín
(4) 430 95 65

Redes sociales
SITEMAP