Mojarra plateada del Huila se consume masivamente en La Florida

Marzo 19, 2015
 Proceal S.A. envió 1.050 toneladas durante 2014, lo que significó un crecimiento del 70% con respecto a 2013. Con apoyo de ProColombia ya vendió toda su producción de 2015 para Miami y Los Angeles.

Desde su primera experiencia exportadora hace casi 15 años, Proceal se fijó la meta de crecer a través de la internacionalización, decisión que los llevó a Canadá, México y Estados Unidos, siendo este último el principal destino de los filetes de mojarra plateada que producen en la represa de Betania, Huila.

Tan importante es el mercado estadounidense para la empresa que en 2014 enviaron 1.050 toneladas de producto, creciendo en ventas un 70% con respecto a las registradas en 2013.

Hoy, gran parte de la mojarra que se consume en La Florida y se vende en supermercados como Wal-Mart proviene del Huila. “En Estados Unidos solo comen filete, no se arriesgan a pasarse una espina como nosotros”, explicó Jaime Macías, gerente general de la empresa con el conocimiento del mercado que le ha dejado la experiencia de exportar.

Esa decisión de internacionalizarse les sigue asegurando el crecimiento. Gracias a su participación en la Macrorrueda 55 de ProColombia, también llegarán a la Costa Oeste del país norteamericano pues Aquabest Seafood, distribuidor para Wal-Mart en Miami y Los Angeles, les compró toda la producción de 2015.

LEE TAMBIÉN  En Pasto se hablará de reintegración de excombatientes y construcción de paz

“No hay fronteras para los productos colombianos cuando hay emprendimiento y constancia, así como investigación de mercados. La mojarra plateada es solo un ejemplo del potencial que tienen los empresarios de crecer con las exportaciones, pues no solo permite mejorar los procesos internos sino aumentar la capacidad de producción”, sostuvo María Claudia Lacouture, presidenta de ProColombia.

En fresco y no congelada, factor diferenciador

No es una tarea fácil exportar una cantidad como la de Proceal. China es proveedor del 85% de la tilapia que se consume en Estados Unidos, de acuerdo con una investigación de Infopesca. En promedio, cada persona come 1,3 libras de filete al año en ese país.

“Consumen mucha tilapia por sus beneficios alimenticios y porque el costo es considerablemente bajo con respecto a otros alimentos de mar o agua dulce”, agregó Macías.

La mojarra, como se conoce en Colombia, tiene dos tipos reconocidos: la roja y la plateada. La primera no crece más de 25 centímetros, por su fenotipo no es aconsejable filetearla y es la más económica. La nilótica –o plateada- tiene un 70% más de crecimiento y tiene un color más claro que genera mayor seguridad en el consumidor. En sabor son exactamente iguales.

Además, el producto colombiano tiene otro factor diferenciador, pues el envío de los filetes es en fresco y no congelado como el que proviene de China, lo que es posible por la cercanía entre los dos países y por la cuidadosa operación que siguen rigurosamente en Proceal.

LEE TAMBIÉN  Afectaciones en varios puntos  dejó granizada en Bogotá

En Betania, a 30 kilómetros de Neiva, más de 50 empleados se dedican a cuidar los cultivos de mojarra, filetearlos sacando la mayor cantidad de carne del pescado y empacarlos. El producto final es enviado vía aérea en contenedores con agua y jamás es congelado.

“La gran mayoría de pescados, y de carnes, se congelan y descongelan en repetidas ocasiones. Esto afecta la calidad del producto al punto que cuando se va a comer no sabe a nada. Nosotros somos diferentes. Inmediatamente reciben las tilapias en Florida, se depositan en tanques de agua cálida como la de acá y 200 empleados se encargan de su cuidado hasta que se venden a los supermercados”, explicó el gerente de Proceal.

También lograron certificaciones como la de ONAC, HACCP y BAP para asegurar el mercado.

Ahora, Proceal tiene en la mira a Europa. “Es necesario estudiar los cambios en los mercados y adaptarse, labor en la que nos ha ayudado ProColombia. Asistir a los eventos en el exterior y las citas en las macrorruedas nos permitieron conocer las necesidades y perder el miedo a expandirnos internacionalmente. Competir allá no es lo mismo que acá pero la recompensa es mejor”, concluyó Macías.

Redes sociales
SITEMAP