Gracias al programa ‘Talento Digital’ del MinTIC 6.137 colombianos han estudiado carreras TI

El Ministro TIC, Diego Molano Vega informó que hoy gracias al programa ‘Talento digital’ 6.137 personas de todo el país han cursado carreras en tecnologías de la información con los créditos condonables que otorga el Ministerio TIC, lo cual ha exigido una inversión de 53.928 millones de pesos.

Consulte aquí la nueva página de Talento digital

Bogotá, miércoles 8 de abril de 2015. Uno de los objetivos fundamentales del Plan Vive Digital es disminuir el déficit de profesionales proyectados a 2018, el cual se calcula en 93.431 talentos que harían falta en la industria TI del país. Esto se calcula teniendo en cuenta el índice de deserción y matrículas en carreras y estudios relacionados con el sector de tecnologías de la información.

“El programa ‘Talento digital’ abre cada cierto tiempo convocatorias para disminuir ese déficit y ofrece créditos condonables que permiten a colombianos de todas las regiones estudiar carreras TI, acceder a mejores empleos y mejorar su calidad de vida” dijo el Ministro. “Más allá de la importancia de la cifra de beneficiarios quiero destacar que culminaron la totalidad de su plan de estudios y se graduaron con honores en los niveles técnico, tecnológico, pregrado y maestría. Son el talento que las empresas de tecnología colombianas necesitan”, dijo el Ministro Molano.

El Ministro TIC reiteró el compromiso del Gobierno por seguir fomentando la cualificación de más ingenieros y técnicos para que ingresen al mercado laboral colombiano, que requiere cada vez de mejores profesionales TI. “En el cuatrienio 2014-2018 buscamos 75.000 nuevos estudiantes de carreras TI; también desarrollar competencias TI para 10.000 líderes y funcionarios del Gobierno, y aumentar el número de programas TI acreditados en el país”, sostuvo. “La ideas es aumentar la oferta de ingenieros para que pase de 35.000 a 93.000 profesionales”.

Molano Vega destacó los casos de beneficiarios de ‘Talento digital’ en ciudades como Tumaco (Nariño), Santa Rosa de Cabal (Risaralda), Valledupar (Cesar), Popayán (Cauca), Manizales (Caldas), Pereira (Risaralda), Miraflores (Boyacá) y Bogotá, que evidencian que estudiar sí paga gracias a los créditos del MinTIC y ‘Talento digital’.

Algunos casos exitosos

María Magdalena Zúñiga Ortiz Francisco Pizarro Salahonda (Nariño, 1977) no cabe de la dicha: a finales de mayo se graduará como Auxiliar en Ingeniería de Sistemas, Informática y Computación. “Entonces podré conseguir un mejor empleo”, explicó ella, que actualmente vive en Tumaco (Nariño). “Después de hacerme bachiller por falta de dinero pude ingresar a alguna universidad”.

La historia de Magdalena se parece a la de muchas mujeres colombianas: quedó a la deriva cuando su papá murió hace 15 años, y tuvo que hacerse cargo de Johan Fernando, su hermano menor –que entonces tenía 3 añitos–: “Desde entonces pasó ser como mi hijo”, advirtió. Luego llegaron sus hijos de sangre: Angie Paola Benítez (hoy con 15 años) y Juan David Benítez (de 9), a quienes ha sacado adelante sola porque “aunque tienen el apellido Benítez, del papá, nunca han recibido su ayuda desde que se fue a trabajar a una vereda lejos, y nunca más volvió”.

De modo que tuvo que trabajar como empleada doméstica, un oficio según ella durísimo y mal remunerado: “Me tocaba lavar, planchar, cocinar, cuidar niños, arreglar el desorden, en fin…”, recordó. Pero a esta mujer de piel azabache y dientes perlados la vida no le quedó grande.

Hacia agosto de 2013, su amigo Ricardo le tiró el dato que está ad portas de cambiarle la vida: “Me dijo que el Gobierno estaba dando créditos para estudiar. Entonces llevé mis papeles al Instituto Politécnico Universal Euro Americano; gracias a Dios, soy beneficiaria”. Y como tuvo que renunciar a su trabajo de mucama para dedicarse a sus estudios, fabrica y vende bolitos en el garaje de su casa. “Los bolitos son unos congelados de frutas muy famosos aquí en Tumaco. Los más ricos son de lulo, maracuyá y tomate de árbol. Se venden como pan caliente”, aseguró.

Hoy, luego de casi dos años estudiando, cursa el cuarto y último semestre. Dice que se le han abierto puertas gracias al conocimiento, que aprendió a componer planchas y licuadoras, y también a arreglar computadoras. Por eso le envía una recomendación a todas las mujeres de Colombia: “Tener hijos y no tener recursos no es una excusa para no salir adelante. Somos mujeres berracas y de arranque que podemos llegar lejos. Aprovechen las oportunidades del Gobierno que para eso son”, finalizó.

Un maestro con ética ambiental

LEE TAMBIÉN  HBO confirma la segunda temporada de “Vinyl”

El ingeniero Jhon Jairo Anaya Díaz (Cartagena, 1980) siempre ha sido un experto en sistemas: “Me gusta mucho programar pero sentía que tenía que dar un paso más allá: estudiar una maestría”, declaró. Pero el factor monetario se lo impedía: cada semestre le representaba más de 4 millones de pesos que no tenía; pero en noviembre de 2012, mientras trabajaba en Valledupar (Cesar), se enteró por Internet de ‘Talento digital’, la convocatoria que lo acercaría a su sueño.

Luego de realizar los trámites on-line y acceder al beneficio, a estudiar Maestría en Ingeniería de Sistemas y Computación en la Universidad Nacional sede Valledupar, con la perspectiva de una mejora salarial, y elevar su perfil profesional. “Esa es mi estrategia para alcanzar una mejor calidad de vida. Actualmente soy coordinador académico de la universidad del Área Andina, y catedrático de la Universidad Popular del Cesar”, afirmó.

Jhon ya terminó los cuatro semestres de la maestría, y está finalizando la tesis “Estimación índice calidad del aire en la ciudad de Valledupar”, con el cual espera no solamente culminar su magíster, sino ofrecer sus conocimientos para solucionar los actuales niveles de contaminación ambiental que se presentan en Valledupar.

La guardiana de los volcanes

Gracias a ‘Talento digital’, María Claudia Quisoboni (Bolívar, Cauca, 1991) está a punto de graduarse como Ingeniera Electrónica y de Telecomunicaciones en la Universidad del Cauca (Popayán). Va en último semestre, y aunque todavía no se ha graduado, ya ha obtenido los frutos del estudio: es monitora del Observatorio Vulcanológico de la Universidad de Cauca, donde hace seguimiento de los software que miden los niveles de peligro de los volcanes y los sismos de esta región.

“Mi énfasis es telecomunicaciones porque me encanta la gestión de redes, el diseño y creación de aplicaciones y la administración de usuarios. Cuando me gradúe me gustaría seguir desempeñándome en eso que tanto me gusta. Yo le puedo ayudar a las empresas a gestionar su área de telecomunicaciones e informática con bases de datos seguras, efectivas y confiables”, expresó quien es conocida como la guardiana de los volcanes, porque está permanente al cuidado y supervisión de la red de sensores que mide los niveles de actividad de esos gigantes de roca que rugen en su asfixiante sueño, allá en las inmediaciones del departamento del Cauca: los volcanes Puracé, Coconuco (y sus 11 cráteres), Sotará y Volcán del Huila.

Todos los días cuando madruga, piensa en su mamá. Esta mujer, agricultora de profesión y reconocida líder comunitaria de Bolívar, nunca volvió a ser la misma desde que tuvo un accidente: “Se resbaló y se rompió el tobillo. Ya no puede caminar ni mantenerse de pie durante mucho tiempo; por eso no pudo volver a trabajar”, reveló. Entonces María Claudia se convirtió en la esperanza de su familia, y desde hace un año, en el soporte de Gael Arcos Quisoboni (su pequeño hijo): “La vida vale la pena cuando se vive para los demás. Yo siempre les digo a mis amigas y conocidas que estas convocatorias del MinTIC están para ayudar a cumplir nuestros sueños”, finalizó.

El futuro, a un clic de distancia

Desde que tenía 9 años, Ángela Julieth Cifuentes Heredia (Miraflores, Boyacá, 1995) se enamoró del mundo de los sistemas; por eso ingresó a estudiar Sistemas en el Sena. Sin embargo, se enamoró por segunda vez cuando consiguió novio, y fruto de esa relación nació Sara Melissa (hoy con 3 años). “Entonces me vi obligada a abandonar mis estudios. Aunque mi hija me llenó de amor, me sentía frustrada por eso”, recordó.

Ángela sabía que algo faltaba en su vida: era madre, pero eso no significa que debía quedarse todo el día en casa de sus padres cuidando a su niña; quería algo más, lo buscó y lo encontró: “Me enteré por Internet de los créditos del MinTIC y me propuse ganar uno”. Como no tenía computador en casa, tenía que ir hasta un café internet y desde allí logró conseguir el cupo para estudiar Tecnología en Servicios Informáticos.

Hoy estudia a distancia en la Tecnológica FITEC (Bucaramanga), y reparte su tiempo de estudio con su actual empleo en el autoservicio La Avenida. “Como soy buena con los computadores, ahí estoy pendiente de la llegada de nueva mercancía y de la caja”, relató. Luego se va al café internet a estudiar por medio de videoconferencias y chats desde la página web de su universidad. “Me gusta estudiar a distancia porque me facilita las cosas: estoy pendiente de la niña y puedo trabajar. El horario de estudio lo pones tú”, sentenció.

LEE TAMBIÉN  Franquicias españolas que se han internacionalizado a Latinoamérica han aumentado un 14% en los últimos tres años

Pese a que Ángela Julieth quedó embarazada a los 15 años, hoy encontró la estabilidad: vive sola con su hija, y es una madre responsable que trabaja y estudia para salir adelante. Por eso recomienda estar al tanto de la convocatoria ‘Talento digital’: “La gente cree que es imposible conseguir un cupo: ¡pero es facilísimo! Solamente hay que hacer el trámite en el momento justo, y disponerse a estudiar porque quien no culmine será sancionado con el pago de los semestres cursados”, puntualizó.

Es mejor estudiar y salir adelante

Cantaleta. A eso le sonaba el eterno susurro de su madre cada vez que le imploraba a su hijo Johnatan Giraldo Gil (Villamaría, Caldas, 1998) que dejara de perder el tiempo y se dedicara más bien a algo de provecho. “Le agradezco a mis padres haberme inculcado la importancia del estudio. Hoy me estoy preparando para ser alguien en la vida: estoy saliendo adelante también con la ayuda del Gobierno que me dio la oportunidad de estudiar una carrera gratis”, expresó.

Johnatan adelanta el quinto semestre de Tecnología en Sistemas Informáticos en la Universidad de Caldas (Manizales). “Imagínese: no tenía un peso para estudiar, y entonces se apareció esta oportunidad. Estoy ahora tranquilo estudiando, preocupado más bien por aprender que por andar ahí en cosas que no le aportan nada bueno a uno”, aseguró.

Estudiar para dejar una buena impresión

Luis Carlos Pulgarín (Pereira, Risaralda, 1983) es otro beneficiario de ‘Talento digital’. Estudia sexto semestre de Ingeniería de Sistemas en UNISARC –Corporación Universitaria de Santa Rosa de Cabal–. Para este joven risaraldense, el beneficio del crédito condonable le está permitiendo realizarse profesionalmente para acceder más adelante a un buen empleo. “Me dio la oportunidad de capacitarme, aprender y adquirir conocimientos”, relató.

Pero la verdadera ganancia le ha llegado con el aprendizaje adquirido a lo largo de tres años en la academia: así fue que montó su propio negocio, llamado ‘Maxpintas’, que lo ha convertido en proveedor de recargas y tintas al mayor y al detal para imprentas, papelerías y negocios que requieren servicios de impresión. “La vida no es fácil para nadie; por eso es mejor hacer algo en vez de quedarse en las puras lamentaciones: recomiendo a los jóvenes que en vez de prestar atención a las cosas inútiles por Internet, vean más bien convocatorias como esta del MinTIC: el que aprovechó, aprovechó. Así como yo”, anotó.

Ser juicioso y tener voluntad sí sirve

A Oscar Iván Agudelo Mora (Bogotá, 1989) un terrible accidente le marcó su vida y la de toda su familia. “Veníamos de Tunja hacia Bogotá y una tractomula nos pegó por detrás, yo tan solo tenía 6 años y mi hermana ocho. Mi hermano sufrió un trauma craneoencefálico que lo dejó sin movilidad y con respirador artificial, yo por fortuna me salvé; mi padre invirtió todo su dinero en su recuperación, y finalmente renunció a su trabajo para cuidar de nosotros”, mencionó

Su sueño siempre fue estudiar Ingeniería, pero en vista de la situación económica le tocó empezar a trabajar desde muy joven para ayudar en casa con los gastos. Sin embargo se esforzó para entrar a estudiar negocios internacionales, pero al poco tiempo tuvo que dejarlo por falta de dinero.

“Una vez escuché al Ministro TIC hablando del programa Talento Digital, y ahí supe que podría hacer mi sueño realidad. Lo único que exigían era un buen Icfes, y tener juicio y voluntad para estudiar, y yo la tenía”, aseguró.

Hoy se encuentra en quinto semestre de Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad Piloto de Colombia y consiguió trabajo en la Comisión de Regulación y las Comunicaciones. Lo único que lamenta es no haber podido mostrarle a su hermano el diploma de Ingeniero, ya que murió hace 12 meses luego de estar postrado en una cama durante 15 años.

Mayores Informes
talentodigital.mintic.gov.co
Oficina de Prensa – MinTIC
Tel: 3344460 Ext. 4180, 4026
churtado@mintic.gov.co​

Redes sociales
SITEMAP