Una bacteria ayudará a reducir la transmisión del dengue

  • El próximo 26 de mayo el Pecet liberará mosquitos Aedes aegypti portadores de Wolbachia, una bacteria que impide la transmisión del virus dengue a las personas. El proyecto es pionero en Colombia y solo se realiza en otros cuatro países del mundo.

Por: Gisela Posada Mejía y Natalia Acevedo Serna

En 2010 se presentaron en Colombia 149.000 casos de dengue, uno de los índices más altos de América Latina. En lo que va corrido de este año la Organización Panamericana de la Salud registra cerca de 34 mil casos probables del virus en Colombia. La enfermedad se presenta tanto en países tropicales como subtropicales y a través de los años se ha expandido a más de 100 países del mundo, entre otros medios a través de decenas de miles de personas que se transportan a diario en vuelos comerciales. En el país el dengue es considerado como un grave problema de salud pública.

Con este panorama, dialogamos con Iván Darío Vélez, director del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales de la Universidad de Antioquia, PECET, quien lidera el proyecto de investigación “Eliminar el Dengue Desafío Colombia”, que busca ofrecerle al país una alternativa para combatir la enfermedad.

El proyecto se inició a partir de un convenio con la Universidad de Monash, en Australia; sus investigadores escogieron al PECET por contar con un equipo de investigación idóneo, con laboratorios y con toda la logística necesaria para consolidarlo con resultados positivos. A su vez, el PECET invitó a la Universidad Nacional y la Universidad de Wisconsin.

¿En qué consiste este proyecto de investigación que avanza, desde hace dos años con un proceso de sensibilización, en el municipio de Bello?

El proyecto hace parte de una iniciativa mundial que busca reducir la transmisión del dengue.Esta prueba piloto consiste en la liberación de mosquitos portadores de una bacteria llamada Wolbaquia que impide que el virus se desarrolle dentro del mosquito y que lo transmita a las personas. Con estos ensayos de campo esperamos que los mosquitos liberados se establezcan en el barrio París, se apareen con los mosquitos del barrio y pasen la bacteria de generación en generación. Una vez instalados los mosquitos en el lugar, en el largo plazo, podremos monitorear la reducción en la transmisión de la enfermedad.

¿Por qué se escogió el barrio París en el municipio de Bello para la realización de la prueba piloto?

El municipio de Bello es uno de los municipios con mayor número de casos de dengue en el departamento de Antioquia, convirtiéndolo en un oportuno candidato para la realización de estudios orientados a la disminución de la incidencia de la enfermedad. Fue una selección hecha con las autoridades de salud departamentales. Contamos con el apoyo de la Fundación “Mi Gente” establecida en el barrio, con quienes hemos trabajado desde hace casi ocho años, porque logísticamente es una zona de fácil acceso y porque los habitantes del barrio han mostrado su complacencia por la presencia de la Universidad que les ayudará a controlar este problema de salud.

¿Qué piensa la comunidad del barrio París sobre el proyecto?

Con alegría podemos decir que hasta el momento hemos recibido total apoyo de la comunidad de París para llevar a cabo el proyecto en su comuna. Las liberaciones de mosquitos solo se realizarán con el consentimiento de la comunidad y con el aval de las autoridades de salud y ambiente. La estrecha relación entre la Fundación Mi Gente y el PECET de la Universidad de Antioquia desde hace cerca de 8 años hizo posible esta alianza.

¿Qué pasa si el mosquito con Wolbachia pasa el límite del barrio, por ejemplo, hacia Medellín que está tan cerca?

Sabemos que los mosquitos se desplazan muy poco, aproximadamente 50 metros en un año. En esta fase piloto vamos a controlar las áreas de liberación con algunas barreras para que no pasen el límite. Pero si esto ocurriera, quiere decir que en estas zonas también tendríamos control de la transmisión de la enfermedad. Lo que buscamos a mediano plazo es justamente que en la mayoría de las zonas endémicas para dengue del país, los mosquitos con la bacteriaWolbachia sean bienvenidos y así evitar la trasmisión.

LEE TAMBIÉN  “Quick Face Design”, para lograr una expresión radiante

¿Qué podría ocurrir con la salud de las personas si les pica un mosquito que tenga la bacteria?

Absolutamente nada porque está demostrado que el mosquito con la bacteria es completamente inocuo. La bacteria no pasa a las personas con la picadura y, por el contrario, el mosquito con Wolbachia no le va a transmitir el dengue.

¿Luego de las liberaciones estarán vigilantes a las situaciones de salud que tenga la comunidad?

Efectivamente, desde hace un año el proyecto dispone del servicio de consulta médica gratuita a pacientes con fiebre de todo el barrio. Un médico y una enfermera atienden los casos febriles, les toman muestras de sangre para diagnosticar el dengue y les brindan acompañamiento médico. Este programa continuará luego de las liberaciones. Estaremos muy atentos a cualquier situación de salud que se presente. Sabemos que los casos de dengue se seguirán presentando, pero no porque lo adquieran en el barrio, sino porque el mosquito del dengue pica en el día y la persona puede haber sido picada en algún lugar diferente al barrio París. No van a desaparecer las situaciones de salud normales de la población que se presentan actualmente y tampoco tendrán nada que ver con nuestra investigación.

¿Usted es optimista con el resultado de esta investigación?

Tengo un optimismo relativo como investigador, para mí lo importante es la evidencia. Esperamos comprobar que la transmisión de la enfermedad se va a interrumpir en el barrio París. Para eso estamos trabajando pero tenemos que demostrarlo. Si tuviera 100% de certeza de que va a ser exitoso no tendríamos que investigar. Investigamos para responder esa pregunta: ¿será que después de funcionar en el laboratorio esta prueba piloto será también exitosa en condiciones reales en nuestro país?

¿Cuándo vamos a conocer si la prueba fue exitosa o no?

Sabremos que esta prueba piloto fue exitosa cuando comprobemos que todos los mosquitos del barrio París tienen la Wolbachia y que la seguirán pasando de generación en generación. Ese es el primer desafío de esta investigación. Esto puede tomar algunos meses, pero vamos a comunicar el progreso de esta investigación y motivaremos a los residentes a contactarnos en el número 4914697.

¿Quién financia este proyecto?

Los recursos para la ejecución de esta prueba piloto vienen de la Universidad de Monash, Australia.

¿Por qué se escogió a Colombia para el proyecto de investigación?

Porque luego de una visita al PECET del director mundial del programa, el doctor Scott O´Neill encontró que teníamos la condiciones de laboratorio, las capacidades científicas, el recurso humano y la infraestructura para establecer el proyecto en nuestro país.

¿Con qué avales cuentan para realizar esta prueba piloto?

Tanto las autoridades de salud como de ambiente nos han dado su consentimiento para llevar a cabo este proyecto. Actualmente, contamos con avales, licencias y conceptos técnicos favorables de: Comité de Ética de la Universidad de Antioquia, Ministerio de Salud y Protección Social a través del Instituto Nacional de Salud, Dirección Seccional de Salud de Antioquia, Secretaría Departamental de Medio Ambiente, Secretaria de Salud del Municipio de Bello, Concejo Municipal del Municipio de Bello y el Comité de Plaguicidas de Antioquia. Igualmente, lo hemos socializado con la comunidad y hemos solicitado el aval de la misma para lo cual tenemos el consentimiento de más de 5000 familias que aceptaron que liberemos los mosquitos cerca de sus casas.

¿Qué es la Wolbachia?

La Wolbachia es una bacteria que solo vive dentro de las células de insectos. Esta bacteria se encuentra naturalmente hasta en el 60% de todas las especies de insectos, incluyendo mariposas, libélulas y moscas de la fruta, así como en muchas especies de mosquitos que pican a la gente, pero no transmiten la enfermedad. No está presente en el mosquito Aedes aegypti, vector transmisor del dengue. A pesar de la amplia gama de insectos portadores deWolbachia, no es infecciosa y no puede transmitirse a los animales de sangre caliente, incluyendo seres humanos. No puede pasar de los mosquitos a las personas porque es demasiado grande para viajar por el conducto de la glándula salival del insecto cuando pica. Muchas especies de mosquitos portan de forma natural la Wolbachia y estos comúnmente pican a las personas sin ningún efecto adverso.

LEE TAMBIÉN  Buque Escuela Arc Gloria zarpó desde Cartagena

¿Por cuánto tiempo van a liberar mosquitos con Wolbachia en el barrio París?

Esperamos liberar mosquitos con Wolbachia durante algunos meses. Nuestro objetivo es lograr establecer la Wolbachia entre los mosquitos del barrio. En este tiempo estaremos permanentemente monitoreando los mosquitos para verificar si la Wolbachia está pasando a las nuevas generaciones de mosquitos.

¿Los mosquitos con Wolbachia que van a liberar son genéticamente modificados o manipulados?

No, no lo son. Estos mosquitos portan en su interior la bacteria Wolbachia ya que en etapas iniciales del proyecto los investigadores en el laboratorio micro- inyectaron sus huevos con la bacteria y desde entonces se ha mantenido presente en todos los mosquitos descendientes.

¿Cuáles son las áreas de mayor riesgo de infección por dengue?

El dengue es considerado endémico en las Américas, el sudeste de Asia, el Pacífico occidental, África y el Mediterráneo oriental. Las epidemias más importantes se producen en el sudeste de Asia, las Américas y el Pacífico occidental.

¿Existe una cura o tratamiento para el dengue?

Infortunadamente no existe una vacuna efectiva contra el dengue; sin embargo, hay muchos programas de investigación de vacunas en diversas etapas de desarrollo. Tampoco hay ninguna medicación específica para el tratamiento de una infección por dengue. Las personas infectadas con el virus son comúnmente prescritos con analgésicos y se aconseja descansar y beber mucho líquido. También se les pide que usen repelente de insectos para evitar la propagación de la enfermedad a otros mosquitos y potencialmente otras personas.

¿Cómo se propagará la Wolbachia entre la población local de mosquitos?

La Wolbachia sólo se puede transmitir a través del proceso de reproducción de los mosquitos. Cuando un mosquito portador Wolbachia macho se cruza con una hembra que no la tiene, los descendientes no tendrán la Wolbachia, sus huevos no eclosionarán; pero cuando una hembra portadora de Wolbachia se cruza con un macho que no tiene, los descendientes tendrán laWolbachia. Así mismo, cuando un macho y una hembra con Wolbachia se cruzan toda su descendencia tendrá Wolbachia.

Inicialmente, este efecto reproductivo es pequeño, ya que habrá pocos mosquitos conWolbachia en la población, pero esperamos que a lo largo de sucesivas generaciones el número de machos y hembras de mosquitos infectados con Wolbachia aumente.

¿El cambio climático afectará la eficacia a largo plazo de la Wolbachia como un método de control de la trasmisión del dengue?

No hay ninguna razón para pensar que el cambio climático va a influir en la eficacia de control biológico con Wolbachia debido a que funcionará bajo diferentes escenarios climáticos. El cambio climático tiene la posibilidad de influir en disponer el hábitat adecuado para reproducción del mosquito, un ejemplo de ello es el aumento de agua en los tanques de agua de lluvia alrededor de las casas. Un beneficio potencial del método de control del dengue con Wolbachiaes que debe ser autosuficiente dentro de la población de mosquitos. Esto significa que laWolbachia, y su capacidad para interrumpir la transmisión del dengue, seguirían los cambios en la distribución de mosquitos debido al cambio climático.

¿Este método se mantendrá en el largo plazo?

Es muy difícil predecir cuánto tiempo será efectivo el control biológico con Wolbachia. Podríamos imaginar que con el tiempo el método podría ser menos eficaz, pero no tenemos ninguna forma de predecir la rapidez con que podría suceder. Si la efectividad se prolonga por varias décadas será un gran beneficio en la lucha mundial para controlar el dengue.

La posibilidad de un control efectivo, pero transitorio, no debe ser vista como un atributo negativo de esta tecnología. Muchas medidas de control se vuelven menos eficaces con el tiempo. Por ejemplo, muchas plagas de insectos han mostrado aumento de la resistencia a los insecticidas químicos. Sin embargo, estas herramientas han sido increíblemente valiosas para salvar vidas humanas de las principales enfermedades, como el dengue y la malaria.

Fuente: http://goo.gl/ZyorNu ‪#‎UdeANoticias‬

Redes sociales
SITEMAP