Más de 15 mil personas disfrutaron de Colombia al Parque en Bogotá

  • El festival de los colombianos cerró una doble jornada con una asistencia masiva que delató a Bogotá, una vez más, como la ciudad musical que es.

7 jun.
En todos los ritmos se vitoreó a Colombia, a su gente y a su musicalidad en un escenario repleto de espectadores que no se dejaron amilanar por la brisa lluviosa que cubrió la tarde bogotana.

Este domingo la tarima del Parque de los Novios fue una vez más el escenario perfecto para acoger las músicas colombianas que brillaron en todo su esplendor y pusieron a bailar a los miles de espectadores que demostraron que en Bogotá la música se vive, se siente y se goza.

Al cierre del festival que llegó a su decimocuarta versión, la agrupación chilena Inti – Illimani Histórico le recordó al público que somos caribe, somos llano, somos pacifico, somos cumbia, joropo y tanto más, pero también somos andinos.

Y es que antes de que el grupo chileno se tomara el escenario fueron el cuatro, las arpas y las maracas del casanareño Walter Silva los responsables de dejar claro que también “llevamos el llano en la sangre”.

“Estamos muy felices de estar aquí rodeados de tanta gente con afinidad al joropo”, dijo Silva agradeciendo el hecho de estar “por fin” en el escenario de Colombia al Parque.

La presentación de Silva tuvo lugar minutos después de que un ovacionado Cimarrón dejara el escenario en el que demostró porqué es uno de los más elogiados representantes del folclor colombiano aquí y en el exterior.

Las tonadas llaneras estuvieron precedidas por la contagiosa alegría tropical de Palo Alto Son –agrupación ganadora de la Convocatoria Colombia al Parque del Portafolio Distrital de Estímulos- que con toda la energía que caracteriza la música tradicional de la costa Atlántica hizo del parque el escenario de una gran fiesta en la que jóvenes, adultos, niños y gentes de todos los colores bailaron, bailaron y volvieron a bailar.

LEE TAMBIÉN  CAT pisa fuerte con su nueva colección otoño-invierno 2015

Y es que ya los ánimos se habían calentado gracias a los currulaos de Cueros y Chontas que trajeron al Parque de los Novios toda la fuerza interpretativa que caracteriza el Litoral Pacífico.

“Desde niña me fui involucrando en todo este quehacer musical, la música me fue corriendo por la sangre”, señaló la maestra Licenia Gallo en un encuentro con los periodistas en el que contó también que allá, en Tumaco, la tierra de donde viene, ella y su grupo trabajan con los jóvenes para que “conviertan su tiempo libre en tiempo de paz y hagan de la música un proyecto de vida”.

“Es que con nuestra música expresamos nuestra alegría pero también pedimos que nos tengan en cuenta, que tengan en cuenta nuestro litoral recóndito”, dijo la maestra Gallo, destacando la importancia que para ciertas comunidades reviste la posibilidad de mostrar su cultura y su identidad en eventos de la magnitud de Colombia al Parque.

Pero fueron los tiples de Vivace Ensamble Musical y la carranga de Jaime Castro y los Filipichines – ambos ganadores de la Convocatoria Colombia al Parque – los encargados, muy temprano, de empezar la fiesta en el Parque de los Novios que se convirtió en ese espacio multicultural donde muchos pudieron descubrir las maravillas musicales que viven en la pluralidad de nuestras regiones.

LEE TAMBIÉN  Los Gobiernos del mundo están migrando a la Nube. Colombia es pionera

“En esta versión número catorce de Colombia al Parque se evidenció que el festival tiene su público, que tiene un público fiel que está representado en personas de todas las edades, de todas las estéticas y tendencias”, señaló Salomé Olarte, Coordinadora del Festival celebrando la diversidad que se hizo presente de forma masiva y el éxito de la convocatoria del Instituto Distrital de las Artes –Idartes-.

Vale la pena resaltar que sólo en el sitio oficial del festival colombialparque.gov.co se reportaron en los últimos días más de 15 mil visitas y que el festival cuenta también con un componente académico que incluye instrucción en composición y arreglos, interpretación, producción musical y culturas en movimiento.

“En los últimos cuatro años Bogotá se ha posicionado como una de las capitales musicales más importantes de América Latina”, señaló Santiago Trujillo, Director General de Idartes, destacando que eso se debe a espacios artísticos y culturales como Colombia al Parque que además de rescatar la memoria musical de los colombianos fomentan y promueven el sano esparcimiento en la ciudad.

Así, al cierre del festival que congregó durante tres días a más de 15 mil personas – porque la diversión empezó el viernes en el Museo Nacional – Inti – Illimani Histórico complació a un público empecinado que exorcizó el frio de la noche sabanera al paso de las melodías andinas que nos recordaron que somos parte de un todo y que pertenecemos a un continente verde que nos enlaza a través de los Andes.

Redes sociales
SITEMAP