500 mil niños y niñas enfrentan la pérdida de su familia de esta cifra 19.374 corresponden a Bogotá

  • 20 de noviembre día Universal del niño. Disminuir esta cifra, un reto para el estado y las organizaciones de protección infantil.
  • Según cifras del ICBF a junio de 2015, más de 9 mil niños, niñas y adolescentes están esperando ser adoptados y cerca de 500 mil están separados total o temporalmente de sus familias.
  • Entre el 2008 y el 2015, alrededor de 207.000 casos de niños y niñas ingresaron al Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos, debido a condiciones especiales de sus cuidadores, maltrato infantil, violencia sexual, abandono, situación de amenaza a la integridad, consumo de sustancias psicoactivas, situación de calle, peores formas de trabajo infantil o desnutrición.
  • Durante el Simposio por el Derecho de Vivir en Familia, liderado por Aldeas Infantiles SOS y La Alianza por la Niñez Colombiana, con el apoyo de Kids Save, Unicef y la Fundación Bolívar Davivienda, se discutieron las Directrices de Modalidades Alternativas de Cuidado de Naciones Unidas y se generaron grandes compromisos por parte del Estado y las organizaciones de protección, con el fin de promover de manera oportuna y adecuada, el desarrollo de los niños y niñas que han sido separados de sus familias.
Bogotá, Noviembre de 2015. El 20 de noviembre se cumplen 26 años de la Convención Internacional de los derechos del niño. Según cifras del ICBF en Colombia a junio 30 de 2015 había 442.037 niños, niñas, adolescentes y jóvenes en proceso administrativo de derechos; 77.210 con declaración de vulneración de derechos y 9.505 en condición de adoptabilidad. De acuerdo con datos de Medicina Legal en el 2014, se reportaron 16.238 casos de abuso sexual, 10.155 casos de violencia intrafamiliar, 19.954 casos de violencia interpersonal y 940 casos de homicidio. Las cifras de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes son alarmantes y tienden al ascenso.
Motivados por esta problemática, en la cual muchos niños y niñas viven separados de sus familias o están en riesgo de perder el cuidado parental, las principales organizaciones de protección infantil, con la participación del ICBF, llevaron a cabo con éxito el Simposio Internacional Por el Derecho a Vivir en Familia, un evento que sirve como preámbulo a la celebración del Día Universal del Niño.
Durante este encuentro, Sara Oviedo, Vicepresidenta del Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas, llamó la atención sobre las Directrices de Modalidades Alternativas de Cuidado e instó a los participantes a utilizarlas como una guía y a trabajar en la prevención de las causas de separación. Por otra parte, enfatizó que El Estado debe coordinar e integrar aspectos de bienestar del niño y la familia, y debe garantizar el seguimiento y la supervisión a las organizaciones de infancia. Su propuesta es cambiar el pacto ético social sobre el cual se construyó la institucionalidad y evitar la caridad y el asistencialismo. Concluyó, que es vital apoyar los esfuerzos para que los niños y niñas se mantengan en su familia o se reintegren a ella mientras se buscan soluciones permanentes. (ver Directrices)
En su intervención Randi Thompson Directora ejecutiva y Co-Fundadora de KIDSAVE International, compartió la experiencia de esta organización en la inclusión social de los niños y niñas separados de su familia de origen, a través de mentorías, guías y modelos de vida de personas y familias voluntarias, lo que les permite a los niños y niñas crear vínculos afectivos y desarrollar mayor seguridad de acuerdo a sus necesidades individuales. Actualmente trabajan de la mano con ICBF en el programa “Súper Amigos”, que acompaña el desarrollo de los niños y niñas que se encuentran en el Proceso de Restablecimiento de Derechos.
Las voces de los niños y niñas fueron escuchadas mediente la representación de jóvenes participantes de los programas de Aldeas Infantiles SOS: John Bayron Toro Mejía de Ipiales Nariño; Andres Álvarez de Cartagena Bolívar; Carlos Eduardo Dávila de Riosucio Caldas, July Catalina Roa de Floridablanca Santander, y Juliana Silva de SOS Brasil, quienes dieron a conocer lo que para ellos significa el derecho a vivir en familia, y recalcaron que la familia protectora es aquella donde se inculcan los valores, se favorece la comunicación y el diálogo, y se brinda una oportunidad de vivir con alegría y armonía. Para Carlos Eduardo Ávila perteneciente a uno de los territorios ancestrales indígenas de Riosucio Caldas, donde la organización trabaja, afirmó: “la familia es algo valioso, es ese cascaroncito que cuida lo que está dentro de un huevito y si no existe este cas estaría todo disperso.”
Aldeas Infantiles SOS, a través de sus Directoras Nacionales de Colombia y Brasil, Angela Rosales y Sandra Greco, respectivamente, compartió su experiencia de más de 60 años trabajando con los niños, niñas y adolescentes que pierden la posibilidad de crecer con sus familias, y cómo ha enfocado sus esfuerzos en ayudarles a que vuelvan a encontrar un lugar al que puedan llamar hogar. También, recalcó la importancia de apoyar a aquellos grupos familiares en riesgo, para prevenir que un niño o niña pierda a su familia. El trabajo que ésta organización realiza, lo desarrolla acompañada de grandes aliados, como el Estado, las Redes de Infancia, las empresas y otras organizaciones sociales del sector, que sueñan en conjunto cómo construir comunidades en donde los niños, las niñas, los adolescentes y las familias, son la prioridad.
En este marco, Aldeas Infantiles SOS Colombia, lanzó la Campaña: “Hogares Amorosos”, enmarcada dentro de la estrategia CUIDA DE MI, promovida por la Organización en 54 países, invitando a todos los participantes a compartir una foto familiar con el hashtag #HogaresAmoroSOS y demostrar la importancia de vivir en familia.
Maria do Rosário Nunes, Diputada de Brasil, compartió los resultados de la alianza con las organizaciones de protección en Brasil, uno de los países que desde el estado ha trabajado fuertemente en las vías de cuidado alternativo y ha tenido en cuenta la participación genuina de los jóvnes, a través de la gestión de las prefeturas o alcaldías y cómo han logrado garantizar el derecho fundamental de todos los niños y niñas de tener una familia. A través de las representantes de Riosucio en Brasil, los participantes conocieron las experiencias significativas acerca del Sistema de Garantía de Derechos para implementar las Directrices de Cuidado Alternativo que funciona en este municipio Brasilero.
Al finalizar este gran encuentro, los participantes se llevaron como conclusiones de la jornada, apuestas relevantes para garantizar el derecho de los niños y niñas a crecer en una familia:
  • Es primordial trabajar en el fortalecimiento de la familia para evitar la separación, generando capacidades para garantizar mejores prácticas de protección infantil por parte de de los adultos. Debemos agotar todas las acciones posibles antes de concebir la separación de una familia.
  • Se debe prevenir a toda costa la separación innecesaria de los niños y niñas de su familia, pues es una herramienta fundamental para construir generaciones en paz.
  • Mientras se buscan soluciones a las problemáticas de las familias y solo si es necesario, se debe promover el desarrollo de los niños y niñas a través de entornos más idóneos de acuerdo a las Directrices de Modalidades Alternativas de Cuidado de Naciones Unidas.
  • Es necesario trabajar conjuntamente para reintegrar a su familia de origen, a aquellos niños y niñas que han sido separados temporalmente, garantizando condiciones adecuadas de cuidado.
  • Los especialistas que participaron durante este espacio, coincidieron que el principal reto es superar los fenómenos de violencia y para ésto, las organizaciones que protegen los derechos de los niños y niñas, los niños/niñas y sus propias familias y los medios de comunicación, deben trabajar de la mano con el Estado, para generar herrramientas que permitan mitigar las causas de la pérdida del cuidado parental.
  •  La experiencia de varias organizaciones de protección y la apuesta comprometida del ICBF por identificar e implementar experiencias piloto, nos está demostrando que en nuestro país es posible prevenir la vulneración de derechos y la separación familiar si actuamos tempranamente; que es posible ofrecer entornos familiares de acogida, y que también es posible lograr procesos de reintegración familiar centrados en el interés superior de cada niño y niña, en donde la familia recibe los apoyos necesarios.
LEE TAMBIÉN  Findeter financia obras por más de $2.7 billones en ciudades – puerto de Colombia
Referencia:
En la resolución 64/142 de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 20 de diciembre de 2009, se establecen las Directrices para el Cuidado Alternativo de Niños. En especial.
· Garantizar que los niños y niñas no sean separados de sus familias por razones de pobreza o recursos financieros.
· Proporcionar mayor apoyo a las familias con el fin de evitar la separación o abandono de los niños/niñas y garantizar el cumplimiento de las obligaciones de manutención mediante el asesoramiento, apoyo legal y financiero.
· Cuando se requiera cuidado alternativo, se debe priorizar la familia sustituta o un entorno familiar alternativo, y asegurar que la institucionalización sea la medida de último recurso.
· Incrementar los esfuerzos de capacitación a las familias sustitutas y personal que trabaja en instituciones de derechos de la niñez y, en particular, sobre las necesidades de los niños/niñas privados del entorno familiar.
· Asegurar la revisión periódica de los niños/niñas en instituciones o familias sustitutas, y supervisar la calidad de la atención, proporcionar recursos adecuados y mecanismos accesibles para la presentación de informes, el monitoreo y la reparación del maltrato a los niños/niñas.
· Recopilar datos desagregados de los niños/niñas cuyas familias que reciben ayudas y de los privados de un entorno familiar.

Aldeas Infantiles SOS Colombia
Tel.: +57 (1) 6348049
​Cel: ​ 3162854739 / 3006268920
mail.prensaaldeassos@aldeasinfantiles.org.co

Redes sociales
SITEMAP