CIDH presenta caso sobre Colombia a la Corte IDH

11 de noviembre de 2015

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) el caso 12.462, Nelson Carvajal Carvajal, con respecto de Colombia.

El caso se relaciona con el asesinato del periodista Nelson Carvajal Carvajal por motivos relacionados con el ejercicio su profesión. El caso también se refiere a la falta de una investigación seria, diligente y oportuna sobre lo sucedido, en un contexto de graves amenazas y hostigamiento a sus familiares, contexto que provocó su salida de Colombia. La Comisión estimó que las reiteradas amenazas y hostigamientos a testigos y familiares de la víctima, sumadas a la falta de medidas de protección y de garantías de investigación independiente, tuvieron un efecto amedrentador e intimidante para que los familiares de Nelson Carvajal desistieran de participar como querellantes en el proceso y configuraron obstrucciones en las investigaciones y en los procesos penales llevados a cabo. Al respecto, la Comisión determinó que estos hechos afectaron la integridad psíquica y moral de los familiares, quienes a más dieciséis años de los hechos, no han podido conocer la verdad sobre lo ocurrido y no han encontrado justicia. La CIDH estimó que la salida del país de los familiares de Nelson Carvajal Carvajal fue consecuencia de las amenazas sufridas, la falta de protección estatal y la impunidad que ha caracterizado este caso, imputables al Estado.

En el Informe de Fondo, la Comisión recomendó al Estado de Colombia llevar a cabo una investigación completa, imparcial, efectiva y dentro de un plazo razonable que permita esclarecer las circunstancias del asesinato de Nelson Carvajal Carvajal y determinar las responsabilidades correspondientes, incluyendo los casos en los cuales dicha actividad implique reabrir investigaciones precluidas o reexaminar causas decididas ante la justicia ordinaria local. Asimismo, adoptar todas las medidas necesarias para que en el curso de estas investigaciones y procesos se garantice la seguridad de los familiares de Nelson Carvajal Carvajal y los testigos. La CIDH también recomendó que Colombia siga adoptando medidas eficaces de protección para garantizar la seguridad de los y las periodistas que se encuentran sometidos a un riesgo especial por el ejercicio de su oficio, ya sea que las amenazas provengan de agentes del Estado o que sean originadas en particulares, en especial cuando trabajan en zonas rurales del país. Finalmente, que Colombia repare adecuadamente las violaciones de derechos humanos declaradas en el presente informe tanto en el aspecto material y moral, así como la reivindicación de la labor del señor Nelson Carvajal Carvajal como periodista de un medio local, con especial atención a las consecuencias que la salida del país ha tenido para sus familiares.

LEE TAMBIÉN  Usuarios desconfían del chat en línea, según encuesta

El 22 de octubre de 2015, la Comisión sometió el caso a la Corte IDH tras determinar que existían elementos de convicción suficientes y consistentes– en particular de aquellos manejados por los propios órganos estatales encargados de la investigación y proceso penal– para concluir que el asesinato de Nelson Carvajal Carvajal fue cometido para silenciar su trabajo como periodista en la revelación de actos ilícitos cometidos bajo el amparo de autoridades locales, y que existían una serie de indicios sobre la participación de agentes estatales en estos hechos que no fueron investigados con la debida diligencia. El incumplimiento de la obligación de debida diligencia en la conducción de las acciones de investigación se manifestó en la falta de adopción de las medidas necesarias de protección ante las amenazas contra familiares y testigos que se presentaron durante las investigaciones, la ausencia de procedimientos adecuados en la recaudación de pruebas, la demora injustificada e inexistencia de avances sustanciales en las investigaciones, así como la ineficacia del proceso penal para la determinación de todos los responsables.

LEE TAMBIÉN  Colombia: Misión de la ONU termina el registro de armas de las FARC

Este caso ofrece una oportunidad para que la Corte Interamericana profundice su jurisprudencia en relación con la obligación de los Estados de investigar de manera diligente los crímenes cometidos contra periodistas que cubren noticias de corrupción local y delincuencia organizada y analizar los mecanismos de impunidad que operan en estos casos. Entre otros múltiples factores, la Corte podrá pronunciarse sobre las obligaciones del Estado frente a la presión indebida que se ejerce sobre el sistema judicial local a través de la intimidación a testigos y familiares y en algunos casos, la complicidad de policías, fiscales y jueces. Además, la Corte podrá pronunciarse sobre las consecuencias de la falta de medidas de protección y de una investigación adecuada ante las amenazas y actos de intimidación de personas vinculadas con la investigación.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan a sus países de origen o residencia.

Casos en la corte

Datos de contacto:
María Isabel Rivero | Directora de Prensa y Comunicación de la CIDH
Tel. (1) 202 370 9001
mrivero@oas.org

Redes sociales
SITEMAP