Ignorancia, base de la discriminación a pacientes VIH +

  • En Colombia, cerca del 80,28% de personas portadoras del VIH se contagian por vía sexual
  • A 2014, Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca eran los lugares con mayor prevalencia del virus
  • Los únicos tratamientos efectivos para el manejo de la enfermedad se basan en fármacos
Bogotá, diciembre de 2015. Según el Fondo Colombiano de Enfermedades de Alto Costo, en Colombia, a 2014 había 53.408 casos de VIH y 29.488 de SIDA en estadio 3, que están registrados en el sistema de salud, generando una prevalencia de 0.12% por cada cien mil habitantes.[1] Sin embargo, ONUSIDA reportó a 2014 que 120.000 personas viven con VIH en el país.[2]
¿Cómo NO se transmite?[3]
NO es posible infectarse a través de las siguientes maneras:
· Dar o recibir caricias.
· Dar o recibir besos.
· Dar o recibir abrazos.
· Compartir el teléfono.
· Visitar personas enfermas.
· Compartir comida, cubiertos o vasos.
· Beber en fuentes de agua potable.
· Bañarse en piscinas públicas. Utilizar el mismo sanitario.
· Por picaduras de mosquitos e insectos.
· Trabajar, relacionarse o convivir con personas infectadas con el VIH.
· Donar sangre.
Para el Dr. William Lenis, director científico de programas de VIH de la Clínica Valle de Lili en Cali, “el paciente portador de la enfermedad no constituye riesgo alguno para su familia, compañeros de trabajo o vivienda, además la enfermedad hoy en día se trasmite de forma casi exclusiva por contacto sexual o compartir agujas, pues toda persona que tenga vida sexual activa es potencialmente positiva a menos que tenga una prueba de VIH que afirme lo contrario, su riesgo está dado solo por ser sexualmente activo; las diferentes prácticas o conductas sexuales le aumentarán ese riesgo existente de mayor o menor forma”.
El VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana es un microorganismo que ataca al sistema de defensas del organismo. Al debilitarlas contra la enfermedad, el VIH hace que el organismo sea vulnerable a una serie de infecciones y cánceres, algunas de las cuáles ponen en peligro la vida. Puede transmitirse de una persona a otra a través de tres vías: relaciones sexuales sin condón con una persona infectada, exposición a sangre infectada y de la madre viviendo con el virus al hijo(a).[4]
Asimismo, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), se considera la etapa más avanzada del proceso que empieza con la infección por el VIH. El cuerpo es más vulnerable a diversas enfermedades, que por lo general, no afectan a las personas cuyo sistema inmune se encuentra en buenas condiciones. Algunas de las cuáles ponen en riesgo la vida.[5]
Según el Dr. William Lenis, “en Colombia al momento del diagnóstico seguimos siendo un país en el cual los pacientes llegan en fases avanzadas de la enfermedad, es decir que las personas no se hacen la prueba hasta que no aparecen síntomas. Sin embargo, la disponibilidad de las diferentes terapias en el país es buena, los medicamentos nuevos acceden a Colombia de forma rápida una vez son aprobados en los países donde se lidera la investigación”.
En América Latina la prevalencia para el VIH está calculada en un 0.4% en promedio; la transmisión sexual es todavía el principal mecanismo de contagio en la región, los hombres que tienen sexo con hombres (10,6%) y mujeres transexuales (17,7%) son las poblaciones con mayor prevalencia.[6] En Colombia el índice por este tipo de transmisión es del 80,28%.[7]
Según el informe Situación del VIH/SIDA en Colombia 2014, Bogotá (0,19), Antioquia (0,16) y Valle del Cauca (0,18), son los departamentos que presentan la prevalencia más alta respecto a la población en general. Igualmente, arroja el resultado de que en el país la población en riesgo está entre los 25 y 49 años.[8]
Cómo tratarse
El Dr. Lenis afirma que los únicos tratamientos efectivos para el manejo de la enfermedad se basan en fármacos que evitan la replicación o reproducción del virus del SIDA, es importante que las personas sepan que con un tratamiento adecuado, la mortalidad de la enfermedad está muy por debajo de muchas otras enfermedades crónicas y que su pronóstico de sobrevivir con un tratamiento adecuado es similar al de una persona que no tenga el virus. Entre otros, se encuentran los inhibidores de la proteasa (IP) que bloquean una enzima del VIH y esto evita la multiplicación del virus y reduce la concentración de este en la sangre.[9] La adherencia en el tratamiento es fundamental en la calidad de vida del paciente con VIH. Los medicamentos deben tomarse todos los días de forma consistente y ordenada.
Erika Vanessa Simbaqueva Rojas
Coordinadora de medios
(+57 1 )8031328 – (+57 1 )8031350
Redes sociales
LEE TAMBIÉN  275% crecieron conexiones a Internet 4G en el país durante tercer trimestre de 2014
SITEMAP