Una pastilla busca reemplazar la quimioterapia en el tratamiento del cáncer

  • Entre 2000 y 2006 se presentaron cerca de 70.000 casos nuevos de cáncer
  • En 2010 se registraron 33.450 muertes por esta enfermedad
  • En Colombia, representa un problema de salud pública creciente
Bogotá, noviembre de 2015. Según el Plan Decenal del ministerio de Salud, 2012-2021, en 2010, se registraron 33.450 defunciones por cáncer, que representaron un 16.9% del total de muertes, de éstas 16.381 fueron en hombres y 17.069 en mujeres.[1] Actualmente, cerca de 1.354 colombianos están diagnosticados con Leucemia Linfocítica Crónica – LLC.[2]
Debido al incremento de pacientes con cáncer, 70.000 en 2006 según el Minsalud[3], la medicina ha centrado sus esfuerzos en innovar en el tratamiento de los cánceres en la sangre que permite a los pacientes tener alternativas para aumentar su expectativa de vida y con una mejor calidad. Este es el caso de los pacientes con LLC, quienes ahora no tendrán que estar largas horas en un consultorio haciéndose una quimioterapia, que acarrea otras consecuencias poco positivas para su salud, sino que en la comodidad de su casa podrán tratarse a través de un medicamento oral que mantendrá sus células sanas en perfecto estado y solo atacará las malas.
Es así, como un grupo de investigadores expertos en desarrollo de avances médicos, entre los que participó la Dra. Jacqueline Barrientos, hematóloga y oncóloga del North Shore-LIJ Medical, descubrieron una molécula llamada Ibrutinib, la cual es beneficiosa para varios tipos de cáncer hematológicos. A Colombia llega este tratamiento gracias a dos laboratorios farmacéuticos, Janssen y Pharmacyclics (ahora del laboratorio AbbVie), con el fin de tratar la LLC a través de una terapia dirigida que impide el aumento de las células cancerosas y que a diferencia de la quimioterapia, no afecta las células sanas, lo cual incrementa las probabilidades de los pacientes de vivir más y mejor.
Según el Dr. Milton Lombana, hematólogo y oncólogo del Centro Integral de Cáncer de la Clínica de Occidente en Cali “estas terapias dirigidas pueden reemplazar la quimioterapia porque su eficacia ha sido demostrada en pacientes que antes recibían este tipo de tratamiento como terapia principal, demostrando mejores resultados y pocos eventos adversos serios”
Esta terapia dirigida está indicada para el tratamiento de la Leucemia Linfocítica Crónica (LLC), la cual es una enfermedad maligna de la sangre que tienen su origen en las células B y es propia de personas entre 65 y 75 años de edad. La LLC representa aproximadamente una cuarta parte de los nuevos casos de leucemia, se origina en la médula ósea y posteriormente las células se esparcen a la sangre.
Beneficios
Para el Dr. Francesc Bosh, director del departamento de Hematología del Hospital Vall d’Hebron en España, país en dónde ya se está aplicando la terapia, “en comparación con la quimioterapia, que hasta ahora ha sido el estándar de tratamiento para enfermedades oncológicas, las terapias dirigidas tienen diversas ventajas, entre ellas que es un tratamiento administrado vía oral que requiere solamente de una dosis al día y no es necesario que el paciente sea internado en una institución médica para tomarlo. Además reduce los costos presupuestarios para los sistemas de salud ya que optimiza los recursos médicos y hospitalarios”.
Igualmente, el doctor Lombana afirma que el principal beneficio para los pacientes es que logran un alto grado de control de la enfermedad, prolongando de manera muy importante el tiempo de vida sin que el cáncer progrese, todo esto va de la mano con una buena tolerancia al mismo. Esto facilita la adherencia al manejo y mejoraría el pronóstico en supervivencia de los pacientes con LLC.
Así mismo la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología (ACHO), entidad líder el estudio de cánceres hematológicos y el mejoramiento de la calidad en la prevención y diagnóstico de estas patologías, afirmó que en los últimos años se han hecho avances en el tratamiento de la LLC, que han mejorado las posibilidades de un mayor tiempo sin manifestaciones de la enfermedad; estos incluyen terapias dirigidas, que son menos tóxicos para otros órganos y actúan directamente contra las células tumorales.
Nathalia Monroy Veloza
Directora de Cuenta
Image & Press / Agencia de Relaciones Públicas
(+57 1) 7747393 – (+57 1)6595392
Redes sociales
LEE TAMBIÉN  Fatiga, el efecto secundario más fuerte del cáncer
SITEMAP