Nuevas terapias para el cáncer fortalecen las defensas y debilitan tumores malignos

Bogotá, noviembre de 2015.Según el Ministerio de Salud y Protección Social hasta el 2014 en Colombia más de 33 mil personas mueren al año por cáncer y aproximadamente 138 mil personas han sido diagnosticadas con esta enfermedad.[1] Existen varios tratamientos para el cáncer entre los más comunes, la cirugía, quimioterapia y radioterapia; sin embargo actualmente se están desarrollando mejores y novedosas terapias que permiten a los pacientes con cáncer tratar su enfermedad de manera más efectiva.

La inmuno -oncología (IO)se ha definido como el mayor avance científico del año, pues establece una forma distinta de tratar el cáncer, dirigiéndose al sistema inmunológico y no al tumor.[2]Según el doctor Diego Gómez Abreo, oncólogo clínico “la quimioterapia convencional tiene efectos no selectivos que llevan a atacar no solo las células anormales sino aquellas sanas; la inmunoterapia en cambio, busca que sean las defensas naturales del sistema inmunitario las que se encarguen de detectar y destruir las células anormales con una toxicidad mucho menor y con efectos más selectivos, para que sea su propio sistema inmune el que detecte y ataque el cáncer”.

Este enfoque revolucionario, que inauguró hace pocos años una nueva era en el tratamiento del cáncer, ya está dando grandes resultados en personas con melanoma avanzado, un tipo específico de cáncer de pulmón, cáncer de próstata y se están estudiando muchas otras para un gran número de algunos de los cánceres más difíciles de tratar.[3]

¿Cómo funciona el sistema inmune?[4]

Para entender la IO, primero debemos remitirnos al funcionamiento del sistema inmune. Este sistema es el encargado de proteger el organismo de amenazas externas como los virus, bacterias, hongos y toxinas. Por medio de una serie de pasos, su cuerpo combate y destruye organismos infecciosos invasores antes de que causen daño. Según el doctor Gómez este sistema también se encarga de combatir amenazas internas como el cáncer, células tumorales que logran esconderse escapando de las acciones de sistema inmune.

LEE TAMBIÉN  Lexmark presenta su nueva generación de dispositivos a color en Colombia

¿Cómo actúa la inmuno-oncología?

Los tumores cancerígenos desarrollan mecanismos de evasión que les permiten esconderse del sistema inmune y aunque éste intente identificar las células malignas, ellas modifican sus características externas (estructura y membrana) para ya no ser identificables e incluso pueden camuflarse pareciéndose a elementos sanos.[5]

La I-O estudia cómo funciona el mecanismo de evasión de las células cancerígenas y desarrolla moléculas para desactivarlo, detectando la presencia extraña en el organismo de las células tumorales y finalmente activando automáticamente una respuesta para destruirlos.5

Los nuevos fármacos son capaces de inactivar o modular este complejo proceso de defensa de las células tumorales frente al sistema inmune. “Gracias a estos medicamentos, las células tumorales pierden su disfraz de células sanas y el sistema inmune puede reconocerlas de nuevo”, concluyó el doctor Gómez.

¿En qué se diferencian las terapias inmuno-oncológicas?[6]

Éste tipo de terapias tienen tres grandes diferencias respecto a los tratamientos tradicionales, actualmente utilizados:

1. Actúan sobre el sistema inmunológico del cuerpo humano, no sobre el tumor en sí
2. Permiten que el sistema inmunológico reconozca y ataque selectivamente las células cancerígenas
3. Aportan memoria a largo plazo al sistema inmunológico, de modo que este pueda adaptarse continuamente al cáncer a lo largo del tiempo y proporcionar una respuesta duradera y prolongada frente al cáncer

Efectividad

El doctor Gómez aseguró que “los estudios con estas terapias han mostrado respuesta asombrosas. Casi el 60% de los pacientes con enfermedades en progresión e incluso desahuciados que han recibido estas terapias, lograron frenar y permitir a los pacientes tener muy buena calidad de vida, lo que es muy satisfactorio” y agregó que en los estudios “luego de 9 semanas de terapia, los pacientes participantes eran evaluados, evidenciando mejorías tanto en la parte clínica como en la radiológica”.

LEE TAMBIÉN  ¿Cómo seleccionar personal productivo con poca o ninguna experiencia laboral?

Inmuno-Oncología en Colombia

“En nuestro país hay aprobados medicamentos de inmunoterapia que bloquean la actividad de una proteína reguladora llamada CTLA4 para el tratamiento del melanoma avanzado. Sin embargo Colombia estamos a la espera de las aprobaciones y autorizaciones para la entrada de estos medicamentos, esperamos que sea pronto dado los beneficios que puede aportar para los pacientes con cáncer”, concluyó el doctor Gómez

Bristol Myers Squibb[7]

Bristol-Myers Squibb fue la primera compañía en ofrecer una terapia I-O para el tratamiento del melanoma metastásico. Actualmente posee un extenso programa de desarrollo clínico de inmuno-terapias que están siendo investigadas en diferentes tipos de cáncer como el de pulmón, riñón y mieloma múltiple (un cáncer hematológico).


Tan importante es la IO para BMS, que en 2012 decidió formar una Red Internacional de Inmuno-oncología para impulsar la mejor ciencia en todo el mundo en esta área en rápida evolución. Se trata de un trabajo de colaboración académica con 10 centros líderes de investigación en cáncer. El objetivo es que los resultados de una apuesta tan grande lleguen cuanto antes a quienes más lo necesiten.

Paula Angélica Martínez
(+57 1 )8031328 – (+57 1 )8031350
paula.martinez@imageandpress.com

Redes sociales
SITEMAP