Sumar en valores es una necesidad imperante para aprender a vivir en el posconflicto

A sumar…honestidad, verdad y transparencia
A restar…mentira, odio y rencor

Por: Dra. Amparo Novoa Palacios
Docente del Doctorado de Educación y Sociedad de la Universidad de La Salle

No deja de llamar la atención todas las medidas que el Gobierno ha venido tomando a nivel de la educación para mejorar nuestro nivel y asegurar un mejor futuro para nuestra sociedad. Sin embargo, el fomentar una formación más cualificada, específicamente, en el campo de las matemáticas y el español, no dejan de ser esfuerzos significativos que seguramente ayudarán a que como humanos desde la infancia se aprenda a sumar, restar, y dividir correctamente. E igualmente enseñar el español es una tarea necesaria, por lo menos, para no olvidar cómo escribir adecuadamente. No obstante, es pertinente preguntarnos si en el contexto actual que vive nuestra Colombia, ¿no sería fundamental promover con el mismo rigor y seriedad la formación en valores que posibilite la transformación social?

Creo que se nos olvida que la formación en valores también tiene una raíz cognitiva, es decir hay que enseñarlos, de lo contrario se da por supuesto que nacemos aprendidos en ellos. Vivir la solidaridad es algo que se aprende porque otr@s nos lo enseñaron, vivir en el diálogo ha sido posible para el ser humano porque lo hemos aprendido de otr@s, vivir en la verdad, la honestidad, la transparencia son actitudes que también nos enseñaron para relacionarnos de manera apropiada con los demás, reconociendo, en el respeto, el valor sagrado que tiene la persona, lamentablemente hoy, fácilmente, se negocia con ellos en detrimento del cultivo de nuestra propia humanidad.

LEE TAMBIÉN  Ministro de Defensa, Canciller y comandante de la Armada Nacional ratifican su compromiso con el continente blanco

Se nos avecina una realidad social difícil pero esperanzada, que requiere, con mayor razón cultivar y formar seriamente en todos los valores que favorezcan la convivencia a partir del respeto, la escucha, la acogida y el diálogo. Sería interesante que así como se tomaron los correctivos para enseñar matemáticas y español apropiadamente, se integrara en dicha formación que el sumar, restar, dividir valen la pena cuando se suma para la honestidad, la verdad, el servicio, y resta cuando se le quita al otr@ lo mínimo para vivir, de esta manera dejan de ser simples operaciones básicas.

Es importante que se tenga en cuenta que la formación en matemáticas, en español y en otras áreas no pueden olvidar que poseen un telón de fondo que lo da la misma realidad y es la necesidad de seguir creciendo en humanidad. Esto significa que aprender dichas operaciones bajo estos criterios permitirá menos corrupción, mayor igualdad y apuestas por compartir lo que tenemos y somos.

LEE TAMBIÉN  Grandes contratos de obras de infraestructura deben incorporar métodos alternativos de solución de conflictos

Laura Chaves C.
Ejecutiva de cuenta Jr.
GJ Comunicaciones

Redes sociales
SITEMAP