¿Para qué profesores, si se supone que internet lo tiene todo?

  • Excelente pedagogía, capacidad crítica, actuar ético y confiar menos en la teoría y más en la práctica, desafíos de los docentes. 
Diego Fernando Barragán Giraldo. Cortesía: Universidad de la Salle.

¿Para qué profesores, si se supone que internet lo tiene todo? La pregunta la formuló un joven estudiante de licenciatura en educación en una cafetería de Bogotá donde estaba Diego Fernando Barragán Giraldo, docente de la Universidad de La Salle, quien se fue pensando en cómo responder esa pregunta de forma contundente, sin caer en la tentación de usar frases comunes, pero sobretodo, renunciando a la tentación de contestar en su rol de profesor y en especial, poniéndose en los zapatos de un futuro profesor. Luego de varios meses de trabajo, el resultado de su reflexión está en el libro ‘El Saber práctico: phrónesis, Hermenéutica del quehacer del profesor’.

Impactado por la espontánea pregunta del joven, Barragán docente de la Universidad de La Salle, ganador en 2004 del Premio Compartir al Maestro y Doctor en educación y Sociedad de la Universidad de Barcelona, se dedicó a revisar buenas prácticas de docentes y concluyo que los grandes retos de los docentes de hoy, son:

  • “Necesitamos ser creativos para llegar con una excelente pedagogía 
  • Debemos confiar mas en la experiencia que en la teoría
  • Conectar los contenidos con el diario vivir para generar en los jóvenes su capacidad crítica
  • Actuar en todo instante, dentro y fuera del aula de forma ética porque son las incoherencia las que desilucionan a los muchachos
  • Renunciar a que los estudiantes se queden repitiendo de memoria la teoría, para llevarlos a ser conocedores en la practica, como decimos en La Salle, el camino es aprender haciendo
  • Pensar e investigar nuestras propias prácticas”, explica el autor.
LEE TAMBIÉN  BlackBerry lanza mejoras clave a su plataforma de software empresarial

El libro ‘El Saber práctico: phrónesis’, entrega las bases para que los maestros puedan confrontar, rigurosamente, lo que tradicionalmente se ha entendido como el quehacer del profesor con una nueva mirada que apunta a mejorar su desempeño profesional.

“Teniendo en cuenta, las tensiones sobre la reforma educativa, la resistencia que genera la evaluación de los profesores, los retos de la educación terciaria, este libro presenta su contenido desde la filosofía que es en definitiva la práctica de los profesores, y abandona la tradicional distinción entre práctica pedagógica y educativa. Se trata de una educación que entiende que hay que dejar de ponerle la corona a la memorización de la teoría porque Colombia necesita profesionales reflexivos, análiticos, gerenciales”,explica Barragán.

El autor de forma determinante agrega una frase que acorde a la tradición puede resultar polémica, pero de la que está absolutamente convencido en el sentido de que es hora de dejar de confiar en la teoría al 100 por ciento como ocurre actualmente: “la reflexión teórica como ruta de entrada a la pedagogía es una ruta falsa, por ello es necesario proponer una ruta propia, así el buen maestro genera propias prácticas, posee compromiso político, entiende que las prácticas son públicas y diseña el practicum reflexivo; es un profesor que investiga, cuestiona y proponer teoría educativa”.

Este ejemplo de motivarse a des-aprender, a volver a reflexionar para escribir este libro y contestar la pregunta del comienzo, hasta pensar en prácticas propias haciendo filosofía, que no es otra cosa que pensar en las preguntas que el ser humano común y corriente se fórmula, sirve para ilustrar lo que genera tener la mente abierta y entender que todo no está escrito.

LEE TAMBIÉN  Exposición “Realidades Increíbles”, del artista plástico Andrés Arango en el Centro Cultural Gabriel García Márquez

Sobre el autor
Diego Fernando Barragán Giraldo

Docente-investigador de la Universidad de La Salle. Reperesentante de los profesores al consejo superior de la universidad (2016-2018). Se desempeñó como jefe de Docencia en la misma universidad.

Doctor en educación y sociedad por la Universidad de Barcelona (España).

Magister en desarrollo educativo y social por la Universidad Pedagógica Nacional (Colombia).

Especialista en pedagogía y docencia universitaria y licenciado en filosofía por la Universidad de San Buenaventura, Bogotá, Colombia.

En París, Francia adelantó estudios de posgrado en antropología en la universidad París III en el Instituto de Altos Estudios sobre América Latina (IHEAL) y en el Instituto Católico de París se formó en lengua y cultura francesa.

Se desempeña como formador de formadores en diversos programas de maestría y doctorado en educación a nivel nacional e internacional. También ha sido consultor del Ministerio de Educación Nacional, secretarías de educación en Colombia y de la empresa privada.

En 2004 ganó el Premio Compartir al Maestro, en la categoría Gran Maestro. Pertenece al grupo intersubjetividad en educación superior y es miembro activo de la Asociación Latinoamericana de Filosofía de la Educación (ALFE).

Su investigación se ha centrado a configurar el campo conceptual, práctico y metodológico de la pedagogía hermenéutica y las relaciones entre hermenéutica filosófica, constitución de subjetividad, ciudadanía, educación, práctica pedagógica, currículo y cibercultura.
Información de prensa,

Constanza Triana 

Diana Rojas 
Laura Chaves
GJ Comunicaciones 
Redes sociales
SITEMAP