Cómo usar la prima para tener vivienda propia

El subsidio a la tasa Mi Casa Ya, que consiste en otorgar a 50.000 familias de clase media el beneficio de 2.5 puntos porcentuales a la tasa de interés para que puedan adquirir su vivienda propia.

Hoy en día una de las prioridades de las familias colombianas es adquirir como mínimo una vivienda propia, para facilitar esto el gobierno ha desarrollado diferentes mecanismos de apoyo para que los ciudadanos puedan lograrlo, tal es el caso del subsidio a la tasa Mi Casa Ya, que consiste en otorgar a 50.000 familias de clase media el beneficio de 2.5 puntos porcentuales a la tasa de interés para que puedan adquirir su vivienda propia. El costo de la casa tendrá que estar entre los 93 millones y 231 millones de pesos.

Además de esto, los trabajadores pueden usar su prima para iniciar con este proceso, es decir el pago de la cuota inicial o también para cubrir  el pago de créditos hipotecarios.

Por su parte Juliana Gómez, vicepresidente comercial de Constructora NIO, aseguró “pese a que existen varios usos para la prima, como educación propia, de hijos o conyuge, reparaciones locativas de vivienda, pago  de impuestos como el predial y el de valorización, lo ideal sería utilizar este ingreso extra en la compra de vivienda”.

LEE TAMBIÉN  Que Viva La Música lanza su tráiler oficial

Por otro lado, la ejecutiva agregó que se debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones a la hora de pensar en adquirir una vivienda:

  1. Evalúe su capacidad económica: Antes de comprar una vivienda es importante realizar un análisis sobre sus ingresos versus sus egresos, para que de esta forma pueda determinar su capacidad de endeudamiento y establecer qué tipo de crédito y en qué plazos puede fijar su hipoteca.
  2. Cuotas:Tener en cuenta que para adquirir un inmueble el pago se divide en dos momentos, el primero, la cuota inicial que es un desembolso cercano al 30% de valor total del inmueble y la segunda parte es el 70% restante. Por esto debe calcular la fecha de entrega de la propiedad para que tenga el tiempo necesario para reunir ese primer pago.
  3. Evaluar qué producto le conviene más: un crédito hipotecario o un Leasing Habitacional, por ejemplo.
  4. Revise las tasas de interés: Es muy importante que antes de firmar un crédito tenga en cuenta las tasas de interés que ofrece cada una de las entidades, para que usted pueda tener un ahorro con la disminución de las mismas. Recuerde que existen 2 tipos de tasas fija o variable (UVR), revise cuál le conviene más.
  5. Haga cálculos en la duración de su crédito: No olvide que a mayor tiempo más intereses, si bien tener un crédito a menos plazo puede implicar el pago de unas cuotas más altas, al final se puede ver en un ahorro.
  6. Gastos adicionales: Tenga en cuenta que cuando compra un inmueble existen unos gastos alternos que deberá asumir, por ejemplo adecuaciones o escrituras, entre otros.
  7. Establezca el uso que dará a su propiedad: Defina el uso que piensa darle a su vivienda. Si compra para arrendar,  la rentabilidad del inmueble serán los ingresos que tenga de la renta, luego de restarle los impuestos y gastos de mantenimiento. Si por el contrario es para vivir en ella, debe pensar en que es una inversión de vida.
  8. Revise la ubicación: Este es un punto muy importante ya que una casa gana en valor si está ubicada en un área con buenas vías, si está cerca a lugar importantes de la ciudad o en lugares en desarrollo.
LEE TAMBIÉN  Riva encabeza el Beat Gum Fest

Más información:
Henyi Gutiérrez
Órbita Empresarial

Redes sociales
SITEMAP