control en las organizaciones
Cortesía

¿Cómo ejercer el control en las organizaciones?

“El control en las empresas es algo que siempre debe existir, de lo contrario todo sería un caos. Sin embargo, aplicarlo de una forma muy intensa puede asfixiar a los trabajadores y aumentar la rotación de personal. El buen control existe cuando las personas saben lo que tienen que hacer y lo hacen con poca o ninguna supervisión”, expresó el Director de Performia Colombia, Jairo Pinilla.

La diferencia entre los empleados y los ejecutivos es la cantidad de actividades y áreas que deben controlar dentro de una empresa. Una persona que se deja controlar es buen controlador.

¿Qué es el control?

Es la habilidad de Iniciar, cambiar y parar. Iniciar es la capacidad de empezar nuevos proyectos, tiene que ver con la creatividad y las nuevas ideas, existen personas atascadas allí, ya que no terminan todo lo que inician y muchas veces lo que terminan lo hacen a destiempo. Cambiar corresponde a hacer cosas para lograr un objetivo, hay gente que hace muchas actividades que finalmente no  concluye de la forma esperada.

Finalmente esta la acción de parar, como el mismo término lo indica corresponde a dejar de hacer algo que se está haciendo, existen individuos que todo lo paran sea pertinente o no. El buen control es tener un buen balance entre iniciar, cambiar y parar.

LEE TAMBIÉN  Expertos estarán en Colombia para hablar de emprendimiento de alto impacto en la 5ª Conferencia Endeavor

En términos de sociedad, la estadounidense es muy buena para iniciar, tiene muchas iniciativas e inventos que dan la vuelta al mundo. Los europeos tienen una gran capacidad de cambiar, es decir, de hacer que los procesos funcionen eficazmente y se han desarrollado como sociedad, porque logran llevar a término oportuno lo que planifican.

Finalmente los países con un régimen comunista paran todo y lamentablemente esto los lleva a la autodestrucción.

Tipos de control

  1. El Control deficiente: Se da cuando la persona no se sabe comunicar correctamente, no sabe exigir y los resultados no son los esperados.
  2. El Bueno Control: Se da cuando los trabajadores no se sienten controlados y entregan los resultados e incluso superando las expectativas.
  3. El Control excesivo: “Es cuando alguien te respira en la nuca y cree que tiene el control, pero realmente no lo tiene, porque los trabajadores se sienten libres cuando éste no está presente y no hacen su trabajo”. Indicó Pinilla.

Encuentre el balance entre iniciar, cambiar y parar. No tiene que estar encima de su equipo de trabajo para que logre sus objetivos, utilice indicadores de gestión semanalmente y así puede ver los resultados de todos los miembros de la organización, éstos deben ser su principal medidor para tomar decisiones.

LEE TAMBIÉN  Cámara de Comercio de Bogotá se une a la Semana Global de Emprendimiento

Es importante establecer reglas claras y justas para que el equipo las respete verdaderamente. Hay empresas que están vigilando exageradamente a sus trabajadores, si hablan, si se distraen al trabajar, si llegan tarde o si hacen alguna pausa para comer o tomar un café. A la larga esto vuelve infelices a las personas y hace que dejen de disfrutar su tiempo laboral, dando como resultado menor rendimiento. Preocúpese principalmente por los logros y resultados de cada miembro de la organización, ya que todo trabajador responsable cumple con sus funciones, y de ello depende la supervivencia de la empresa.

Anterior
organización empresarial

La organización empresarial: La clave para el crecimiento

Las empresas, sin importar el tamaño o la actividad a la que se dediquen, pueden tener mucho desorden, esto no ... Read more

Nuevo...

La capacitación como herramienta para aumentar la motivación

Los planes de capacitación y entrenamiento del personal son reconocidos como uno de los pilares de las políticas de Recursos ... Read more

Redes sociales

¿Qué opinión tiene de este tema?

SITEMAP